Ayer

Mis almas y las de tantos bailaron ayer una alegre danza de tristezatisfacción.
Pares (decía yo en otro post) hay pocos.
Y entre pares nos crecemos las ganas hasta volverlas grito, acción, resultado.

Gracias a mi hija, por volverme canción.
Gracias a los chicos/as, porque hoy tengo 20 años menos y varios amigos/as más.
Y gracias a los papás que conocí en este tiempo (y a los otros tres que conozco desde antes) porque me están ayudando a "ser".


A modo de recuerdo de la jornada, incrusto este informe de CrónicaTV...

5 vaivenes:

monica calo dijo...

Ayer tratamos de seguir a través de la tele lo que sucedía con los chicos.Recién a la noche comprendimos bien lo que había pasado. Lamentamos muchísimo no haber podido participar. Eran muchos pero hubiera estado bueno ser muchos más.Seguimos lamentando no habernos acercado. Pero lo que mi comentario pretende básicamente es agradecer a todos los que ayer se bancaron momentos tan difíciles, logrando ayudarnos muchísimo a todos. . Especialmente a los que nos ausentamos. Los vimos en la tele con mis familia y nos dio bastante miedo en algunos momentos y sobre todo mucha emoción de ver cómo se la rebancaron, con tantas provocaciones, tanta indiferencia y tanto menosprecio. Te vimos Emilio, tratando de captar todo lo que sucedía, como vimos a otros padres de los que no conocemos su nombre. Vimos a muchos chicos y chicas que sí conocemos incluso a sus familias y nos emocionamos, nos alegró que todo hubiera terminado sin accidentes graves y sobre todo sentimos un gran deseo de agradecerles. Sinceramente, no pudieron hacerlo mejor.
De mi parte, de mi esposo y de mis hijas Maira de 7mo D y Daniela de 5to D ambas del turno tarde, gracias por haber trabajado tanto para tantos otros.

nahuel dijo...

Fue tu lucha guerrero,
muralla inquebrantable,
la que fundió tu futuro y tu conciencia.
Fué asi nomás y te quedan chicos los laureles.

Gustavo dijo...

bueno, el 19 de diciembre de 2001 no te pude ver en accion.Ahora si.Maravilloso verte con esos niños haciendo el aguante por las causas justas por las cuales vale la pena luchar y vivir.Es duro combatir,pero vale la pena cuando se hace de la manera que lo hacen ustedes.Un abrazo y cuando me necesites avisame que hago mi aporte

Anónimo dijo...

Enamorarse en un paraíso como Bolaños es una cuestión casi que obligada, pero lo grandioso ha sido seguir con el tiempo descubriendo que sos mucho más bello que en esos días de sol y mar, que tienes por dentro la fuerza de los sueños y la grandeza innata de quienes creemos en un mundo mejor.

Esto amor mio, hace que sea irremediable decir una vez más permanecer a tu lado para estar con vos en esta y muchas pero muchas luchas más.

TE AMO!!!

TAOS

Lola dijo...

En mi espacio le respondí a alguien - sobre este mismo tema - con algo de Martí que termina: "Ser culto es el único modo de ser libre".
No nos quieren libres, nos quieren abatidos, conformistas, golpeados.
No saben que esas patadas que recibieron los chicos y sus padres los terminan energizando, a ellos y a los que los acompañamos a la distancia.
No bajen(mos) los brazos!!!