Pararrayos

Te veo. Estoy con vos. Estoy pálido de vos, rojo de vos.
Tengo el costado de la noche guardando tus hombros, tus pies.

Y estoy de pie, en vigilia somnolienta,
porque un sueño de estos va a terminar siendo carne.

Y quiero estar despierto para poder partirnos.

...

2 vaivenes:

debocaneboca dijo...

Excelente. Llegué acá desde un comentario tuyo en "Palabrar" y me está gustando lo que leo.

Orson Díaz dijo...

Gracias. Muchas.